Ir al contenido principal

Un Dia Como Hoy En La Historia - Fue Publicado Por Primera El Principito (Le Petit Prince)

"Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible para los ojos."
Antoine de Saint-Exupéry. El principito, pág. 83.
 
El Principito (en francés: Le Petit Prince), publicado el 6 de abril de 1943, es el relato corto más conocido del escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry. Lo escribió mientras se hospedaba en un hotel en Nueva York, y fue publicado por primera vez en los Estados Unidos. Ha sido traducido a ciento ochenta lenguas y dialectos, convirtiéndose en una de las obras más reconocidas de la literatura universal.
Se considera un libro infantil por la forma en la que está escrito y por la historia en un principio simple, pero en realidad el libro es una metáfora en el que se tratan temas tan profundos como el sentido de la vida, la amistad y el amor.
 
En este libro, un aviador —Saint-Exupéry lo fue— se encuentra perdido en el desierto del Sahara, después de haber tenido una avería en su avión. Entonces aparece un pequeño príncipe. En sus conversaciones con él, el narrador revela su propia visión sobre la estupidez humana y la sencilla sabiduría de los niños que la mayoría de las personas pierden cuando crecen y se hacen adultos.
El relato viene acompañado por ilustraciones dibujadas por el autor.
 
El principito vive en un pequeño planeta, el asteroide B 612, en el que hay tres volcanes (dos de ellos activos y uno no) y una rosa. Pasa sus días cuidando de su planeta, y quitando los árboles baobab que constantemente intentan echar raíces allí. De permitirles crecer, los árboles partirían su planeta en pedazos.
Un día decide abandonar su planeta, quizás cansado de los reproches y reclamos de la rosa, para explorar otros mundos. Aprovecha una migración de pájaros para emprender su viaje y recorrer el universo; es así como visita seis planetas, cada uno de ellos habitado por un personaje: un rey, un vanidoso, un borracho, un hombre de negocios, un farolero y un geógrafo, los cuales, a su manera, demuestran lo vacías que se vuelven las personas cuando se transforman en adultas.
El último personaje que conoce, el geógrafo, le recomienda viajar a un planeta específico, la Tierra, donde entre otras experiencias acaba conociendo a una serpiente y a un zorro, y después al mismo aviador.

El libro comprende una serie de metáforas que deben ser interpretadas para entender plenamente el significado de la obra, lo cual no excluye que una misma imagen sea interpretada por distintas personas de formas diferentes. Cada opinión es una verdad, desde su punto de vista, no habiendo una única forma de ver e interpretar las «insinuaciones» que hace el autor, ni nadie que pueda decir qué es lo correcto o cómo se tiene que interpretar tal o cual cosa.
 
La historia comienza con una crítica sarcástica a las cosas importantes de la vida y a los adultos, a cómo se condiciona a los niños y se los conduce por el camino «correcto». Una de las frases que ejemplifican esta crítica es: «La geografía, en efecto, me ha servido de mucho; a primera vista podría distinguir perfectamente la China de Arizona. Esto es muy útil, sobre todo si se pierde uno durante la noche».
Estas críticas a las cosas «importantes» y al mundo de los adultos van salpicando el libro a lo largo de la narración.
 
"Una vez en la Tierra, el principito encuentra toda una hilera de rosales y se deprime, porque pensaba que su rosa era única en todo el universo.
 
En la Tierra el Principito conoce al zorro

, quien le enseña el verdadero sentido de la amistad y la esencia de las relaciones humanas, le explica al principito que su rosa es única y especial porque es la que él ama. En su despedida, el zorro le regala su secreto:

Cuando el principito conoce al narrador le pide que dibuje un cordero. Al no saber cómo, el narrador dibuja lo que sabe, una boa con el estómago hinchado, un dibujo que otras personas siempre habían interpretado como un sombrero. El principito, sin embargo, interpreta el dibujo de inmediato y exclama que no quiere una boa con un elefante dentro, sino un cordero. El narrador intenta dibujar algunos corderos, pero el principito los rechaza. Finalmente dibuja una caja y explica al principito que el cordero se encuentra dentro. El principito, quien puede ver el cordero dentro de la caja con tanta facilidad como ve el elefante dentro de la boa, lo acepta.

En el desierto, el principito conoce una serpiente que tiene el poder de devolverlo a su planeta. Después de pensarlo, el principito se despide emotivamente del narrador y deja que la serpiente lo muerda. El principito queda blanco como la nieve y, cuando el narrador busca su cuerpo al día siguiente, este ya no está."

Comentarios

Entradas populares de este blog

Te invitamos a formar parte de nuestra Escuela de Formación Política.

Scherly Arriaga, Diputada de Libre

La subjefa de la bancada de Libertad y Refundación (Libre), Scherly Arriaga, asegura que su partido está listo para dar la batalla en el Congreso. Si hay imposiciones, no habrá gobernabilidad, pero están dispuestos a apoyar los consensos que beneficien el país. También advierte a sus compañeros que denunciará al primerito que negocie a espaldas del partido, porque eso sería una traición al pueblo. ¿Usted era liberal?
No, en realidad, nunca había militado en partidos políticos, mi primera participación fue en Libertad y Refundación. ¿Cómo llega a Libre?
Por mi padre que fue dirigente magisterial, pero que ahora está jubilado, crecimos viendo su lucha gremial, sus ideas progresistas, un revolucionario, al punto que a partir del golpe de Estado nos declaramos en resistencia. ¿Y quién la postula a diputada?
Por medio del Bloque Popular a propuesta del movimiento 28 de junio en las elecciones primarias. ¿Había participado en actividades gremiales?
Sí, soy una mujer organizada dentro del movimi…

82% de los venezolanos rechaza violencia de grupos opositores

La ministra venezolana de Comunicación e Información reveló resultados de unas recientes encuestas en las que la mayoría absoluta de los entrevistados se mostró está en contra de las agresiones perpetradas por grupos violentos, que han dejado muertos y heridos en varios estados del país.
La ministra venezolana de Comunicación e Información, Delcy Rodríguez, informó este viernes que el 82 por ciento de los venezolanos está en contra de las acciones perpetradas por grupos violentos que se han aprovechado de manifestaciones para generar caos, desastibilización y guerra mediática en contra del Gobierno Bolivariano.

A través de su cuenta en la red social Twitter, @DrodriguezMinci, la titular de la cartera de comunicación indicó los resultados de unas recientes encuestas que revelan rechazo de hasta 82 por ciento a los hechos de violencia generados por la oposición.

Desde el pasado 12 de febrero en Venezuela se ha presentado una ola de hechos violentos suscitados por pequeños grupos desestabil…